Pasar al contenido principal
Reparación y mantenimiento de las ruedas de tu moto

Reparación y mantenimiento de las ruedas de tu moto

Consideraciones previas

El primer requisito es dejar fuera las prisas y la precipitación. Tenemos que ser precisos y metódicos en la realización de esta tarea.

Para radiar una rueda y llevar a cabo el posterior centrado es imprescindible un centrador, elemento que nos permitirá poder trabajar en las mejores condiciones facilitando la tarea. También tendremos que utilizar una buena llave de radios, con la medida adecuada para no dañar la tuerca de los radios. Si disponemos de una llave dinamométrica de radios mejor que mejor, ya que de ese modo controlaremos que la tensión dada a los radios sea idéntica.

 

 

Sustitución del aro o buje

Antes de nada tendremos que verificar el estado de los radios con sus tuercas ya que si están gripados la mejor opción es la de cortar los radios y utilizar un kit de radios nuevo que nos facilite la tarea y otorgue una mayor fiabilidad al conjunto de la rueda.

Si por el contrario los radios están en buen estado, y queremos sustituir el aro, un buen truco es unirlos donde hacen el cruce con unas bridas plásticas para que tengamos el trenzado realizado y que solo requiera apretar los radios con sus tuercas, evitando de esa manera la colocación de los radios en el buje.

Si lo que queremos hacer es sustituir el buje tendremos que comenzar a instalar los radios interiores de un lado de la llanta y luego los radios exteriores, tras finalizar ese lado, repetir la operación en el lado opuesto.

 

Elección de Aros

Ante todo tenemos que elegir la medida correcta para nuestra moto y luego elegiremos el tipo de aro que sea adecuado a la salida de los radios del buje. Existen dos tipos de aros:

Japonés: utilizado en las motos procedentes del mismo país y las KTM y Husqvarna de última generación. Se distingue tomando como referencia el agujero de la válvula vemos que el primer orificio de los radios tiene orientación a la derecha.

Europeo: es el que tiene el orificio de los radios orientada a la izquierda.

 

Manos a la obra

Tras seguir los pasos anteriores una vez que tengamos todos los radios posicionados emplazaremos la rueda en el centrador e iremos apretando con la mano progresivamente los radios dando la misma tensión hasta que dejen de moverse libremente.

Tras esta operación, colocaremos la barra testigo del centrador en la parte inferior del aro girando la rueda para comprobar el salto vertical de la rueda. En el punto que el aro toque con el testigo procederemos a apretar, levemente, los radios del lado opuesto unos 4 radios y aflojaremos los radios de la zona en la que toca el aro con el testigo.

Una vez solucionado este punto pasamos al centrado lateral para lo cual ponemos el testigo en el lateral próximo al aro, realizaremos la misma operación en la zona que toque el aro con el testigo daremos más tensión a los radios del lado opuesto y aflojaremos los radios donde se produce el contacto con el testigo.

Una vez verificado el centrado comenzaremos a dar tensión a los radios: para ello tomaremos como referencia un radio, que marcaremos con un poco de cinta adhesiva e iremos apretando poco a poco (un cuarto de vuelta) tras apretar ese primer radio pasaremos al tercer radio y así sucesivamente tras dar tres giros completos de rueda tendremos apretado la rueda completa, 36 radios, como la falta de prisa, es el requisito indispensable, volveremos a revisar con el comparador si el centrado tanto vertical como lateral se ha desajustado, si así fuera, volveremos a centrar. Una vez verificado, volvemos a seguir apretando los radios de tres en tres hasta conseguir el apriete adecuado, es el momento de utilizar la llave dinamométrica de radios para dejar un apriete idéntico en cada radio.

 

Tensionado de radios

 

Tensionado de radios

Si durante el proceso vemos que se ha descentrado la rueda y tenemos un par de apriete muy elevado en los radios, es mejor aflojar los radios y repetir el proceso con tranquilidad.

Mantenimiento

Como buena parte de los componentes de nuestras motos, las ruedas también necesitan un rodaje, para que los radios y tuercas se acoplen perfectamente al aro. Tras rodar media hora con una rueda recién radiada o una moto nueva es imperativo revisar el apriete de los radios, lo más usual es que estén flojos iremos apretando con cuidado.

También podemos utilizar un método menos ortodoxo pero fiable…el sonido que emiten los radios al darles un toque con un objeto metálico:

- si es grave y apagado el radio estará flojo

- si es agudo y metálico el radio tendrá tensión.

 Lo ideal es revisar el apriete de los radios después de cada salida o entreno. Ya sabéis que más vale prevenir...